Dirigió un banco y vio que el sistema de préstamos no funcionaba: ahora los da en minutos y por WhatsApp

Ezequiel Weisstaub trabajó casi 15 años en Citibank y encontró que el sistema de entrega de créditos era lento y burocrático. Así nació Credicuotas

El sector fintech resisitió el embate del complejo 2020 con firmeza y se posicionó como uno de los rubros que más se potenciaron durante la pandemia. Gracias a su gen ágil y su visión centrada en el usuario lograron llegar a una gran porción de la población que hístoricamente fue relegada por la banca tradicional y excluida de los servicios financieros.

Uno de los «brotes verdes» es el segmento de los préstamos online, un vertical al que se dedica casi el 30% del total de firmas afiliadas a la Cámara Fintech, mostrando así un segmento desatendido por el sector tradicional y de amplio crecimiento a nivel local.

Y es dentro de este mercado que nació Credicuotas, una fintech de préstamos online. Su fundador y actual CEO es Ezequiel Weisstaub, ex director del banco Citi. Con amplio recorrido en el segmento tradicional, Weisstaub detectó la necesidad de agilizar los préstamos de consumo.

«Quería generar una empresa de financiamiento al consumo basada en tecnología con altos estándares corporativos», comenta a iProUP el CEO. La startup nace también gracias al apoyo de Andrés Meta, CEO del Grupo BIND, y hoy la firma es parte del Grupo.

Cabe destacar que Argentina es uno de los países con menor penetración de otorgamientos de créditos para consumo (préstamos personales, tarjetas de crédito) por PBI per cápita, con solo el 12,9 por ciento y donde solo el 50 por ciento de la población está bancarizada. Aproximadamente el 60 por ciento de la población tiene dificultades para acceder a un préstamo por su nivel socioeconómico C3 y D1.

Respondiendo a esta realidad, Weisstaub comenta: «El desarrollo del proyecto surgió para responder al proceso engorroso y burocrático que era el poder acceder a un crédito de la forma tradicional y también para lograr una mayor inclusión financiera».

Coronavirus y después: Credicuotas cuenta cómo afecta sus planes

Al alcance de un WhatsApp

Con la plataforma de Credicuotas una persona puede acceder a préstamos online o adelantos de dinero de forma rápida y sencilla. Lo pueden hacer a través de sus cuentas, desde sus celulares por medio de la página web, por WhatsApp, Facebook Messenger y SMS, de forma totalmente automática a través del CrediBot.

Hoy, la firma tiene más de 500.000 préstamos otorgados y más de 100.000 clientes activos; con más de 300 comercios adheridos a nivel nacional a quienes ayudan a financiar las ventas de sus bienes durables.

Al ser una compañía tecnológica-financiera, se apoya en las herramientas innovadoras para apalancar su negocio: «Validamos la identidad de los clientes en forma digital con un mecanismo de identificación facial (entre otros), minimizando riesgos de fraudes, así como también por contar con otras herramientas valiosas para la gestión del negocio como Business Intelligence y Machine Learning».

Dichos instrumentos les permiten el acceso y el análisis de la información para mejorar y optimizar las decisiones y rendimiento en forma ágil. Además, han desarrollado tecnología que le permite originar crédito consumo en cualquier plataforma física o digital.

De esta forma, el proceso interno por el cual se aprueba o rechaza un crédito que implica, a través del DNI de los potenciales clientes, acceder a información disponible de bases públicas, bureau de créditos (como Veraz y Nosis) e información de comportamiento crediticio, puede lograrse de forma eficiente.

Credicuotas afianza su liderazgo en el mercado local de préstamos personales | Enretail

Hoy, la firma tiene dos modelos: uno, el directo, que consiste en el otorgamiento de préstamos directo al consumidor final, y el indirecto, donde Credicuotas presta para la compra de bienes durables, sobre todo motos y electrodomésticos. De hecho, es el  principal financiador para la compra de motos en el país, con más de 600 puntos de venta pertenecientes a 300 adheridos activos, con fuerte presencia en las regiones del Centro, NEA y NOA.

Además tienen el respaldo y prestigio por contar con 10 emisiones de fideicomisos financieros certificados por Standard and Poor’s y 3 obligaciones negociables.

Para comenzar a operar, la firma recibió una inversión inicial de dos millones de dólares, aunque desde sus inicios fue estructurada para acceder al financiamiento de inversores profesionales teniendo auditores contables de primer nivel (E&Y), disclosure de información precisa y clara estando bajo el règimen de información pública de CNV, y normativas financieras de mercado al estar inscripto en BCRA como Proveedor No Financiero Crédito.

La compañía se financia a través de lo que se denomina «mercado profesional» teniendo relación de líneas crediticias con bancos, compañías de Seguros, FCIs y ALYC ya sea a través de operaciones privadas y/o pùblicas en el mercado de capitales local.

La facturación de 2019 fue de 1.500 millones de pesos, mientras que la de 2020, con el contexto tan especial del año, la inestabilidad de la economía del país que generaron una sensación de shock en los clientes, fue de 1.700 millones de pesos.

Lo que viene

Una de las formas que encontró Credicuotas para crecer en este año tan difícil, fue mediante una activa política de alianzas, porque consideran es la forma de potenciar los negocios y también de acercar beneficios a la mayor cantidad de personas. Es una estrategia para llegar a nuevos públicos y que les vienen dando muy buenos resultados.

Respecto a las tendencias en su sector, su CEO observa: «La pandemia y las turbulencias económicas iniciadas en el 2018 hasta el presente, sirvieron para acelerar la utilización de herramientas digitales como las de Credicuotas; no solo en la originación de préstamos sino también en la cobranzas, gestión y contactos con sus clientes».

Con vistas al futuro, la firma busca seguir innovando e intentando llevar ofertas de crédito consumo a través de su tecnología a disposición de sus clientes.

«Argentina es  un país con alta volatilidad pero con grandes oportunidades. Se ampliarán en cuanto a segmentos de bienes durables así como también en producto. Por otro lado, también empezamos a discutir en con el Directorio la posibilidad de ampliarnos regionalmente a otros países», concluye Weisstaub. Link

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email