GeoPagos no para de expandirse en la región, y ahora abre una oficina en Chile: sus planes

La compañía busca transformar la experiencia de compra de los usuarios, mediante la digitalización de los procesos de pago y la implementación de soluciones modernas.

GeoPagos forma parte del portafolio de Endeavor Argentina cuenta con más de 1 millón de usuarios; 5 millones de transacciones mensuales y un volumen procesado de más de u$s 300 millones mensuales.

Además, destaca por una importante presencia en América Latina, con oficinas en Argentina, México, Perú, Uruguay y recientemente, Chile.

«El desembarco en Chile es clave para nosotros. Con la incorporación del modelo de cuatro partes, surgieron nuevos actores generando así, una competencia en el punto de venta y una mayor oferta», destacó Sebastián Núñez, CEO y co-fundador de GeoPagos.

En ese sentido, el ejecutivo agregó que «esto abre la posibilidad a los comercios de aumentar significativamente las posibilidades de aceptación de pagos, a partir de que bajan los costos del sistema y comienza una fuerte inversión en innovación tecnológica».

La creación de la Fintech

Corría el año 2012, cuando paseando por Nueva York un argentino -como muchos otros- se dirigió al Apple Store de la Quinta Avenida con ganas de comprar una computadora. Al entrar, vio que la tienda estaba colapsada de gente y no quería esperar.

Justo cuando se estaba por ir se acercó un vendedor, el cual le mostró en una app que tenía en su propio iPhone la computadora que debía comprar, y luego le consultó cómo quería pagarla. Al confirmar que usaría su tarjeta de crédito, el vendedor simplemente la tomó y la deslizó en la parte trasera del mismo teléfono inteligente.

«Parecía mágico, en 5 minutos ya estaba con la computadora fuera de la tienda», cuentan a iProUP Sebastián Núñez CastroJulián LisenbergFernando Tauscher y Raúl Oyarzun.

Al volver a la Argentina, se juntaron y comenzaron a investigar qué era lo que hacía Square, la compañía estadounidense detrás de la creación de medios de pagos móviles en Estados Unidos. Tras estudiar su modelo de negocios, quedaron encantados con la capacidad de cambiar la experiencia de compra del cliente que ofrecía.

Su caso los terminó de inspirar, y entonces comenzaron a pensar cómo podían crear una empresa que garantice la accesibilidad para todos a partir de la digitalización de la industria de pagos.

«El propósito que se plantearon no era sencillo teniendo en cuenta que el alcance del proyecto, en una primera instancia, era América Latina, una región donde prima el uso del efectivo, y en la mayoría de los pueblos del interior no tienen ni sucursales bancarias, y a veces, ni un cajero para retirar efectivo», explica Lisenberg.

Sin embargo, decidieron avanzar, y un año después nacía GeoPagos, la que es hoy una de las empresas referentes en la creación de soluciones digitales de pagos y creadora del primer mPOS de la Argentina con TodoPago.

Por último, la compañía tiene presencia en más 15 países de la región, con soluciones de pago entre las que destacan Prisma (Todo Pago), Banco Santander (Getnet), Naranja X (Toque), Niubiz (VendeMás) y Banco Azteca (Acpeya Pagos), entre otros, indicó Chócale.

Geopagos se posiciona como una de las fintech más exitosas de la Argentina

Soluciones para todos

Con más de 800.000 usuarios, la empresa hoy facilita más de 4 millones de transacciones mensuales con un volumen procesado de más de u$s200 millones por mes. Además, tienen presencia en 16 países y trabajan con los principales bancos y jugadores de la región como Prisma, Naranja, Macro y otras instituciones repartidas por toda América.

Pero para comenzar su negocio, los fundadores debieron enfrentar distintos desafíos. «El más importante fue que no teníamos track record en el negocio de pagos, ni experiencia previa en cuestiones como seguridad. Sabíamos que necesitábamos encontrar rápidamente una solución a esto si queríamos avanzar y poder salir al mercado con el proyecto», suma Tauscher.

Fue ahí que se sumó Núñez Castro. El actual CEO de la firma traía una gran trayectoria en el mundo financiero. «Su presencia nos abrió puertas en diferentes mercados, donde nos fuimos posicionando, generando reputación y solidez», aseveran los cofundadores.

A partir de ahí, el objetivo fue conseguir empresas que confíen en su solución. «Habíamos logrado armar un prototipo de producto con el cual nos sentíamos cómodos y sabíamos que tenía potencial. Sin embargo, no lograbamos conseguir clientes. Estuvimos casi un año buscando salir al mercado, e incluso pensamos en bajar la cortina o cambiar de rubro», asevera Oyarzun.

Finalmente, en 2014 cerraron nuestro primer contrato con Bac Credomatic el cual implicaba salir en 6 países de Centroamérica. Link

 

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email