Inversiones fintech crecen siete veces en cuarentena

Hubo un auge de criptomonedas estables que siguen el comportamiento del dólar. Además se posiciona el crowfunding inmobiliario como una forma de hacerse de ladrillo con un pequeño desembolso de dinero

Por Belén Fernández

Las fintech son sin dudas el negocio del futuro. Invertir dinero desde una PC o un Smartphone sin necesidad de encuentros ni de trasladarse a una oficina es, en tiempos de cuarentena, un factor más que atractivo. Criptomonedas o hasta desarrollos inmobiliarios, todo es posible solo con un click, con rentabilidades más que atractivas. Y es que a pesar del confinamiento obligatorio, este tipo de inversiones digitales llegaron a triplicar su volumen en comparación al año pasado, mientras que algunas alternativas, que siguen el comportamiento del dólar, tuvieron un boom de demanda, con un crecimiento del 700% en apenas tres meses.
“Las alternativas de inversión tienen un auge permanente de la mano de la tecnología. Y en particular, durante la cuarentena vemos que creció significativamente el acercamiento de nuevos inversores al mundo de las inversiones descentralizadas”, explicó Guido Quaranta, CEO de SeSocio, el primer Marketplace de inversiones del país que no cuenta con montos mínimos.
“Para el mundo de hoy son una herramienta muy efectiva para provocar un shock de crecimiento en la economía porque permite que un individuo con pocos ahorros o un gran inversor movilicen su capital hacia la economía real y obtengan rendimientos sumamente atractivos”, resaltó Quaranta.

En tiempo donde muchos negocios se vieron derrumbados por la pandemia del coronavirus, otros pudieron sacar rédito de la situación: las fintech son un ejemplo. “En SeSocio, durante los últimos 4 meses, se sumaron miles de nuevos inversores que destinan sus ahorros en proyectos de agroindustria, calzado, real estate, tecnología, entre otros, con rendimiento en dólares muy interesantes para el contexto actual”, remarcó.

La situación es similar para la compañía de criptomonedas Ripio; “Si comparamos el primer semestre de este año contra el mismo periodo del año pasado observamos un crecimiento exponencial. En cuanto a volumen de operaciones hubo un alza de más del 200%, mientras que en transacciones el incremento superó al 300%”, indicó por su parte Juan José Méndez, director de la empresa. El principal inversor en criptomonedas es hoy el público joven de entre 25 y 35 años. Esto se debe en principio a que el monto mínimo es muy bajo ya que en Ripio se parte desde los $1.500. Además “porque confían en estos activos que no son tradicionales y tienen acceso a este tipo de información”, remarcó Méndez.

Bitcoin, el rey

En el mundo de las criptomonedas, el rey es el bitcoin. Lo cierto es que hay otras alternativas muy rentables que siguen el comportamiento de la divisa estadounidense. “Durante estos meses vino creciendo la inversión de criptomonedas estables que están desarrolladas para no tener un precio volátil, siguen el valor del dólar, aunque no son dólares digitales”, indicó Méndez. El valor de referencia para este activo es un precio medio entre el dólar blue y el Contado con Liquidación.

“Si comparamos abril, mayo y junio contra el primer trimestre del año, esta criptomoneda creció 8 veces alcanzando números récord. La cantidad de usuarios subió 7 veces respecto del primer trimestre del año y esto se debe a la coyuntura que llevó a los inversores a comprar este tipo de divisa digital”, remarcó Méndez.

“Hay una alternativa muy interesante para aquellos pequeños ahorristas o grandes inversores que quieran mantener sus ahorros en dólares en forma segura sin necesidad de recurrir a instituciones tradicionales. Se llama DAI, su cotización no tiene la fluctuación del bitcoin y en muchos casos está 1 a 1 con el dólar. Con DAI también es posible hacer transferencias internacionales a bajo costo. Y puede ser invertida en productos de inversión con un rendimiento anual entre 1% y 2% en un escenario donde los bonos de EE.UU. rinden a tasa negativa prácticamente”, agregó sobre esta inversión que crece a pasos agigantados Quaranta.

Bienes durables

A pesar de que el fintech es demandado por un público joven, las inversiones estables son más que atractivas. El crowfunding es sin dudas un método de financiamiento colectivo en el mercado de real estate, que le permite al inversor adquirir ladrillos con desembolsos de dinero pequeños. “Durante la cuarentena se potenció la posibilidad de invertir en real estate desde la comodidad de tu computadora, sin tener que salir de tu casa y sin tener que ocuparte de nada, esto fue un diferencial en plena pandemia”, indicó Damián Lopo Founder & Director Crowdium.

Claro que si el mercado inmobiliario no tiene un muy buen año tampoco lo tendrá la el desempeño de la inversión a través del crowfunding, pero “la ventaja que tenés es que Crowdium tiene poder de negociación con precios hasta 25% más bajos que los particulares. Esto es porque se compran de forma mayorista y en cash, lo que da lugar a la negociación. Por eso la rentabilidad es más alta que la estándar de una inversión en ladrillo, nosotros siempre esperamos una renta de entre un 8% y un 12% en dólares por año”, agregó Lopo.

Pero la pregunta surge sola: ¿es un buen momento para invertir en el mercado de bienes raíces, con un negocio totalmente paralizado? “Ahora hay un auge por la construcción, hoy el costo de la construcción es el más bajo en décadas, está rondando en los u$s800 el m2, la mitad de lo que valía el año pasado. El mercado en pozo está en auge, las tierras bajaron hasta un 15% su valor. No hay dudas de que el potencial de crecimiento del crowfunding en este sentido es enorme”, respondió Lopo. Link

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email