Pagos móviles: inspirado en Square, cofundó Geopagos, una plataforma utilizada por unicornios y fintechs de la Argentina

En pleno auge de los smartphones, Julián Lisenberg conoció de primera mano el servicio de pago móvil en Estados Unidos y junto a otros ejecutivos desarrollaron Geopagos, una firma que ofrece su plataforma para las principales fintechs y bancos tanto en la Argentina como en toda la región
En 2012, Julián Lisenberg estuvo de visita en la emblemática tienda de Apple en la Quinta Avenida en Nueva York. A simple vista, el local estaba al borde del colapso, lleno de turistas y compradores, y casi lo habían desanimado en su intento por comprar una computadora.

“En ese momento se acercó un vendedor, me mostró las opciones disponibles en su iPhone. Elegí la computadora y la pagué en el momento con una tarjeta de crédito que deslizó por su smartphone, sin hacer filas. En cinco minutos estaba en la calle con mi compra. Esa fue la experiencia que nos inspiró a crear un servicio de pago móvil en la Argentina”, recuerda Julián Lisenberg, chief revenue officer de Geopagos, una compañía que ofrece soluciones digitales de pagos en 16 países de la región, con más de 100 millones de transacciones anuales y un volumen procesado de 3500 millones de dólares a la fecha.

En esos años, en América latina todavía no estaban desarrollados los códigos QR y links de pagos u otros métodos sin contacto para comprar y vender en el mundo online. Sin embargo, en menos de una década lograron imponerse en el supermercado, en las tiendas barriales y hasta en centros balnearios, zonas donde antes no se aceptaban esta modalidad en la Argentina.

Julián Lisenberg, chief revenue officer de Geopagos
Julián Lisenberg, chief revenue officer de Geopagos

Inspirado en Square, el servicio de pagos móviles creado por el cofundador de Twitter, Lisenberg estuvo convencido en desarrollar una plataforma con la capacidad de replicar estas prestaciones en el mercado argentino. Junto a Sebastián Nuñez Castro, actual CEO de Geopagos y con 14 años de experiencia en American Express, Raúl Oyarzun como chief technoloy officer y Fernando Tauscher, abogado especialista en fusiones y adquisiciones, en 2012 Geopagos comenzó a dar sus primeros pasos.

“Primero pensamos en lanzar rápido un producto al mercado digital. Fuimos muy osados y no pensamos demasiado. Tampoco teníamos en claro si queríamos ofrecer nuestros servicios a empresas o al mercado de consumo”, recuerda Lisenberg. En esos años, el pago con QR no estaba extendido y era una rareza propia de mercados como Estados Unidos y en el Lejano Oriente, y los tradicionales terminales con lectoras de tarjetas dominaban el mercado argentino.

“En 2015 hicimos una primera demo de Todo Pago con Prisma, con links de pagos y una modalidad de cobro móvil con smartphone al estilo Square”, cuenta sobre una de las primeras soluciones de Geopagos en el sector ahora conocido como fintech. “Nuestros clientes tienen este perfil, le damos la tecnología necesaria para sus negocios corporativos o para el mercado de consumo. En su gran mayoría son bancos, pero es una solución que van a llegar a más empresas y sectores, dado el contexto actual de digitalización”, agrega Lisenberg.

Con casi una década de trayectoria, Geopagos logró desarrollar la solución de punto de pago móvil o mPOS, una tecnología que permite transformar a cualquier celular en una terminal que acepta pagos con tarjetas de débito y crédito. Fue la modalidad que mayor impacto tuvo en la Argentina, y la firma está con toda su solución de software detrás de ese pequeño dispositivo que se conecta al celular.

Además de los lectores para smartphones, Geopagos también trabaja en un servicio de un toque con tarjetas de crédito para dispostivos con conectividad NFC
Además de los lectores para smartphones, Geopagos también trabaja en un servicio de un toque con tarjetas de crédito para dispostivos con conectividad NFC

La firma se convirtió también en el socio tecnológico del mercado de pagos como el unicornio argentino UaláGetnet de SantanderNaranjaX y Fiserv, además de muchas otras entidades bancarias de la región, como BancoEstado de Chile y Banco Azteca. Ahora, con pagos móviles en los supermercados y shoppings, pero también en la verdulería, la carnicería y en los locales de proximidad, las fintechs lograron transformar la forma de pago de los argentinos.

Mientras tanto, el gran despliegue de esta tecnología de pagos avanza en todo el país, donde tiene que superar diversos desafíos tecnológicos y de adaptación. “Es clave el desarrollo de la conectividad móvil en la Argentina. Por su parte, en las provincias se destacan Tarjeta Naranja, Bancor y Banco Macro, entre otras, que se destacan por brindar su servicio y llegar a todos los rincones de la Argentina”, agrega el ejecutivo de Geopagos sobre la escena local del pago móvil.

“Geopagos empezó con soluciones de tipo mPos, y después desarrollamos diferentes medios de pago, no solo digital, sino también incorporamos el uso de efectivo. Creo que existen diferentes futuros, y que las tarjetas físicas van a desaparecer. En China el código QR es el dominador absoluto, mientras que la Argentina creo que irá hacia un modelo más parecido a Estados Unidos, donde conviven múltiples mundos, como Apple Pay, QR y mpos, entre otros”, señala Lisenberg sobre las posibles transformaciones que experimentarán los usuarios durante los próximos años. Link

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email